martes, 14 de septiembre de 2010

Palabras Primeras



una manada de ojos piadosos
disparaban lástima contra vos
mientras el orgullo en mi interior
te hacia cómplice y testigo

el Morbo apareció vestido por el pasillo
con su disfraz de mártir señora, sonreía,
deslizando sus dedos por la puerta
 la escena la extasiaba y divertía

los miedos se hicieron reales
con su aparición en segundo plano
intentando desencontrar nuestras horas
rompiendo nuestras almas en lo amargo

 no pude contarte que soltaron mi corazón
mientras los días de grises invadían mi suerte
tuve que robar una flor, se que vas a entender
una sola, para sobrevivir con los fuertes

un imperio de fuerzas creaste
que acunaron mis recuerdos en la calma
expulsaste a los hipócritas y a tus fantasmas
me enseñaste a tomar revancha

tu llama debió debilitarse
y así poder alimentarse de cenizas
renunciaste a tu cuerpo y soñaste profundo
apostando en un tablero de fichas movedizas

una rueda de azar tiró los dados
mientras tus brazos me hacían dormir
una mano transparente jugaba a bailar
mientras vos me enseñabas a reír

acá quedan kilómetros de años por surcar
y tu legado lo aferro bajo mi brazo
te beso en la frente, una vez más,
te doy gracias por haberme creado

no habrá por delante demasiadas penas
que hagan a mis pies caminar en círculos
desde el día en que me viste nacer
tu luz me guió lejos de abismos

tus manos se arrugaron y se recrearon
me hamacaron, me señalaron el cómo
me dejaste entrever el vacío
para sujetarme a la vida

aún no terminó de caer la arena del reloj
todavía  nos restan las palabras y consejos
nos sobran instantes de sol y lluvias
tus abrazos que necesito ante el desconcierto

mis primeras P y A, una vez, te nombraron
letras que duplicadas marcaron un comienzo
hoy te escribo muchas y dicen lo mismo:
en mi luz, tu amor marcado a fuego.




...fuerza viejo...