domingo, 26 de diciembre de 2010

Esperando la salida del Sol



"desmembrados
acertamos miradas
y vemos en medio
de oscuridades
arcoiris del alma"
- Roberto Moscoloni.
  





Sueño nº 1

Dos energías encontradas
en un rayo de sol
un astro gigantesco
una bola de fuego eterno
nos miraba

La tierra
debajo de nuestros pies
se deslizaba
el tiempo
una vez mas
cambiaba su ritmo

(Para quienes se ríen de los números del reloj
el placer de entender lo relativo
de reconocer el latido que viene desde el suelo)

Los pájaros
surcan el cielo a sus anchas
algo de revuelo y brisa fresca
puede olerse
en el aire de lo infinito

Nuestros cuerpos
suspendidos
en el centro
las manos se aferran al cemento
la sensación de flotar
entre las estrellas
que ya se marchan
y el centro de esto
que llamamos nuestro mundo.



Sueño nº 2

Mantenés tus ojos
fijos en la luz
de la mañana que comienza
a calentar tu cuerpo

Observo el brillo
de los rayos de sol
en tu pelo
y no puedo evitar
hundir mis dedos
y acariciar tus rulos

El arcoiris
Árboles, techos de casas, catedrales...
Y esas calles
por lo bajo
que ahora no vemos
pero en las que ayer
me besabas
sosteniéndome la mano


Sueño nº 3

Desaparece el cansancio
cuando recorremos esas calles
  a la par

 Los momentos se vuelven plenos
cuando esperamos el amanecer
y luego de cada risa
te acercás a darme un beso

Te pregunté
cuánto tiempo transcurre, según el reloj, h
asta que el sol nace
 me dijiste que es
el tiempo de unos besos

Unos besos
que después de llevarme
contra la primera pared cómplice
dejaste tu saliva en mis labios
y nos embarcamos
en el amor de la mañana

Si en la distancia
mi voz despierta tus ojos
las flores gozan del Sol
y escuchas los pájaros

 Una escucha
libre de palabras
cargadas de energías
viajeras y colapsadas.