sábado, 3 de septiembre de 2016

Los deseos

Creció la ternura
Tan de a poco
Como la savia
Del árbol sabio
Que se esparce
buscando cielo

En la cima
Que ya es vida
Se encuentran aves
Surcando el tiempo
Y dejan lamentos
Como olas, los intentos
 Lluvias de hojas, y del viento.

Meció el momento
Lo dulce de los besos
Volaron las pestañas
Juntando los te quiero,
 lo cotidiano
fue lo magnífico,
Y lo palpable
Fue invisible.

Un tiempo de jazmines
Para los que buscan soñar,
Un día de esos soleados
Para los nacidos debajo del árbol.

Pocas coplas resumen el momento
De lo certero y lo verídico
Porque los amantes callan
Para que el viento escuche
(los deseos)

El sol saluda sus corazones
la tarde es el mate
 la noche de las estrellas,
Volviendo a nacer con el beso.

El tiempo de olvidos y recuerdos,
La pena que termina el espiral,
La alegría que nutre el corazón.

Nada queda en las manos
que no dejan de transformar
Todo lo que disuelve la tierra
como la hermosa canción.

Los caminos laberintos de los pies
Los versos que laten hacia el cielo
Las flores que laten primaveras
El viento que lava los pensamientos
Cantar, con la mirada.
Bailar, con los labios.
Reír, con la pena.


Vivir, con silencios.

No hay comentarios: