sábado, 17 de septiembre de 2016

Todo cae por su propio peso

Todo 
c
a
e
por su propio peso
Elevarnos
No es más 
que convertirnos
En espejos del aire
Y de lo demás.

Circundante
El día
Planea como el ave
Que en la piedra
Se dispara
Contra el azul cielo.

El niño interior
El niño de todos
Atraviesa el aire
Astillando sueños.

Nunca pudo existir
 la sombra
Sin la luz.

Las verdades
Fueron
un tejido
de lo anhelado
como guirnaldas
              D
              E       S
               P                A
                R 
                 R       A   
                M       A
                                         D        A                        S

No hay comentarios: